NUESTRO ENTORNO

Almacruz Hotel esta a pasos de Museos, centro culturales, cerros históricos, paseos peatonales y con su ubicación privilegiada al lado del Metro de Santiago y locomoción. Estamos ubicados  en el corazón de Santiago, en el sector administrativo, político, cultural y financiero de Chile.
Actualmente, este sector destaca por concentrar la mayor cantidad del patrimonio de la ciudad; la excelente conectividad con el resto del área metropolitana; una atractiva oferta de comercio alojada en sus galerías, centros comerciales y paseos peatonales como Ahumada y Huérfanos; además de la intensa actividad que se produce en sus calles, por donde diariamente circula más de un millón de personas que trabaja, estudia, vive o visita Santiago.
El diseño de Santiago, así como su trazado tipo damero, definió en su centro la Plaza Mayor, hoy Plaza de Armas, y desde allí se proyectaron las cuadras que albergaron viviendas y los principales edificios, como las Casas de Cabildo, actual Municipalidad de Santiago; la Real Audiencia donde funciona el Museo Histórico Nacional; la Casa de los Gobernadores y Presidentes, actual Correo Central; y el edifico de la Real Aduana que hoy alberga al Museo Chileno de Arte Precolombino.
Desde entonces, fue creciendo y durante esa expansión se dio origen al Barrio Cívico de Santiago, reflejo de la creciente modernización que vivió Chile a principios del siglo XX. La creación de este barrio estuvo a cargo del urbanista vienés Karl Heinrich Brunner, durante el Gobierno del Presidente Carlos Ibáñez del Campo, y su diseño respondió a la necesidad de disminuir el creciente desempleo nacional mediante la realización de obras públicas.
Durante el siglo XX, el Centro Histórico sufrió el progresivo éxodo de familias hacia otros sectores de la capital, por lo que las viviendas se transformaron en oficinas y comercios. Ese proceso comenzó a ser revertido durante las últimas décadas del siglo pasado, mediante una política de renovación urbana que generó un auge en la construcción de edificios de departamentos que trajeron a las familias de vuelta al centro de Santiago.

Es uno de los centros gastronómicos más característicos de Santiago, en cuyos restaurantes es posible degustar comida típica chilena, principalmente basada en productos del mar. Adquirió aún más notoriedad el año 2012, cuando National Geographic lo eligió como el quinto mejor mercado de comidas del mundo.

El espacio se distingue por la estructura metálica que lo corona. Diseñado por el arquitecto Fermín Vivaceta, el recinto comenzó a ser construido en 1868, siendo inaugurado cuatro años después.
En 2004, el entorno del Mercado Central fue intervenido para reordenarlo, realzar su valor patrimonial y revitalizar la vida urbana que allí se desarrolla y desde agosto de 2017, los pasillos y la plaza central del lugar cuentan con una red de Wi-Fi de acceso público.
Fue declarado Monumento Nacional en 1984.
El Mercado Central de santiago esta a solo 13 minutos caminando, desde nuestro Almacruz Hotel y centro de Convenciones.

El Cerro Santa Lucía es uno de los parques públicos más visitados por turistas nacionales y extranjeros, siendo uno de los íconos más reconocibles de la capital y del país. Es un silencioso testigo del desarrollo que ha tenido la ciudad de Santiago desde la llegada de los conquistadores españoles al Valle del Mapocho, el 13 de diciembre de 1540.  Llamado Huelén por los nativos de la zona, fue en sus faldas donde el conquistador Pedro de Valdivia estableció su campamento antes de fundar Santiago de la Nueva Extremadura.  El Cerro Santa Lucía cambió su apariencia agreste en 1872, gracias al intendente de Santiago Benjamín Vicuña Mackenna, quien lo convirtió en un atractivo paseo.

Además de variadas especies arbóreas, ornamentación de origen europeo y reliquias del pasado colonial chileno, en el Cerro Santa Lucía destacan atractivos espacios, como el Castillo Hidalgo, y las terrazas Neptuno y Caupolicán. Se realizan tours bilingües gratuitos los días domingo y lunes a las 10:00 horas.
Estamos a solo 18 minutos caminando por los alrededores de Santiago y de la naturaleza que rodea el Cerro.

Es la sede del Poder Ejecutivo y uno de los símbolos más representativos de la historia política del país.

Diseñado por el arquitecto Joaquín Toesca, este palacio es la principal obra del neoclasicismo en Chile. Fue inaugurado en 1805 para servir como sede de la Real Casa de Moneda de Santiago, destinada a la acuñación de monedas. En 1846, el Presidente Manuel Bulnes trasladó a ese edificio la casa de Gobierno, siendo el primer Mandatario en habitarla. El último fue Carlos Ibáñez del Campo, en 1958.
Asimismo, se transformó en escenario de uno de los hechos más determinantes de la historia de Chile, como fue el bombardeo que sufrió el 11 de septiembre de 1973. Tras ese hecho, un grupo de arquitectos lo restauró, manteniendo las líneas originales diseñadas por Toesca.
Desde entonces ha experimentado algunos cambios, como haber sido pintada de blanco a fines del siglo pasado, o la remodelación de la Plaza de la Ciudadanía, bajo la cual fue construido el Centro Cultural Palacio La Moneda.   Fue declarado Monumento Nacional en 1951.
Almacruz Hotel esta ubicado a solo 8 minutos del Palacio de la Moneda.

Durante la década de 1970, Sergio Larraín García-Moreno va tomando conciencia de la importancia que ha adquirido su colección y de la urgencia de preocuparse por su mantención íntegra y permanente,con un resguardo institucional más allá de las contingencias. Entonces, inicia conversaciones con entidades universitarias y estatales con la intención de hacer una donación para que la colección se exhiba, se conserve y acreciente. Después de algunos intentos, encuentra una respuesta entusiasta en el Alcalde de Santiago, Patricio Mekis, quien acoge la idea y comienza a trabajar para encontrar un inmueble que cobije a la institución.

Paralelamente, Sergio Larraín encarga al abogado Julio Philippi I. un modelo legal que sirviera para dar nacimiento a una institución estable, que cautelara los objetos, velara por su integridad y les diera un destino bajo las orientaciones y principios fundadores. Surge de este modo la Fundación Familia Larraín Echenique, bautizada así como una forma de manifestar que eran sus herederos, y no el mismo coleccionista, quienes hacían donación de las colecciones para crear y mantener un museo orientado a su cuidado, estudio y difusión.  De esta manera, mediante un convenio entre la Fundación y la Ilustre Municipalidad de Santiago, quien aporta el edificio y los gastos generales de administración, en diciembre de 1981 abre sus puertas al público el Museo Chileno de Arte Precolombino.
El Museo de Arte Precolombino esta situado a solo 10 minutos desde Almacruz Hotel y centro de Convenciones.

El Centro Cultural La Moneda está enclavado en el centro cívico de Santiago y acoge exposiciones y actividades de interés cultural, artístico y patrimonial. Abrió sus puertas en enero de 2006, presentando desde entonces más de 100 exhibiciones chilenas e internacionales. CCLM busca proporcionar una experiencia cultural relevante, potenciando los recorridos con visitas guiadas y actividades para públicos de todas las edades.

Su edificio de 7200 metros cuadrados, obra del arquitecto chileno Cristián Undurraga, integra en tres niveles subterráneos una agenda diversificada, con destacadas exposiciones en las salas principales, películas de ficción, documentales y animación en la Cineteca Nacional, galerías especializadas en diseño, artesanía, fotografía y patrimonio, espacios que dialogan en actividades de extensión, reflexión y debate. CCLM cuenta, además, con restaurantes, cafés y tiendas para hacer más atractiva su visita.
El Centro Cultural La Moneda esta ubicado solo a 9 minutos del Almacruz Hotel Centro de Convenciones.

La Plaza de Armas de Santiago es considerada el corazón de la capital de Chile, marcando el hito conocido como Kilómetro Cero, desde el cual se comienza a medir la distancia entre las diferentes ciudades del país.

En su entorno no solo convergen emblemáticos edificios, símbolos del origen de la ciudad y testigos de su desarrollo de más de cuatro siglos, sino que también característicos personajes que llenan de vida este espacio.
Entre ellos, los visitantes pueden encontrar a pintores que día a día despliegan su arte; históricos fotógrafos que usan antiguas máquinas de cajón; o humoristas callejeros que atraen la atención de los transeúntes.
La plaza fue trazada por el alarife Pedro de Gamboa. En torno a ella se instalaron el Cabildo (Municipalidad de Santiago), la Casa de los Gobernadores (Correo Central), la Real Audiencia (Museo Histórico Nacional) y la Iglesia Mayor (Catedral Metropolitana).
Desde su establecimiento ha sido el corazón social de Santiago, sin perder nunca su condición de centro de la vida ciudadana e indiscutible ícono patrimonial y turístico de la capital.
Durante este año se realizaron trabajos de mejoramiento del lugar, que consideraron cambios de la iluminación, reemplazo de árboles, instalación de Wi-fi, nuevo mobiliario y la recuperación del Portal Bulnes. Junto con ello, a través de internet, podrá acceder a cámaras que cubren el recinto y así no perderse ninguna actividad de este importante punto de encuentro de Santiago.
Estamos ubicados a solo 8 minutos de la emblemática Plaza de armas de Santiago.

Es uno de los más importantes símbolos de la presencia del catolicismo en Chile y su establecimiento como religión oficial, con el arribo de los conquistadores españoles en el siglo XVI. En su interior, una cripta aloja los restos de arzopispos y obispos de Chile. Además, destaca el Monumento a los Héroes de la Batalla de la Concepción, que guarda los cuatro corazones de los capitanes caídos en combate.

En la actualidad, miles de fieles la visitan cada año. Sirve como destacado escenario para actividades de importancia nacional, como es la celebración del Te Deum Ecuménico, ceremonia de acción de gracias realizada cada 18 de septiembre, con motivo de la celebración de Fiestas Patrias.  La Catedral Metropolitana fue declarada Monumento Nacional en 1951.
Estamos a solo 10 minutos de la Catedral Metropolitana.

Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA)

En 1879, el escultor José Miguel Blanco publicó un artículo en la Revista Chilena manifestando la necesidad de crear un Museo de Bellas Artes en Chile, a fin de recopilar obras que se encontraban dispersas en diversos edificios institucionales. Su inquietud fue atendida y el 18 de septiembre de 1880, bajo la presidencia de Aníbal Pinto, se fundó el Museo Nacional de Pinturas que se instaló en los altos del Congreso Nacional.
Su primer director fue el pintor Juan Mochi. En 1901, el gobierno realizó un concurso de arquitectura para el proyecto de construcción del Museo y Escuela de Bellas Artes, cuyo ganador fue el arquitecto chileno-francés Émile Jéquier. Como parte de las celebraciones del Centenario de Chile, el Palacio de Bellas Artes, que albergaba al Museo y a la Escuela, se inauguró el 21 de septiembre de 1910. Para la ocasión, se organizó una gran Exposición Internacional que contó con obras de arte procedentes de catorce países invitados a través de sus respectivas embajadas.
El MNBA es una institución cultural de acceso gratuito y conserva colecciones de arte chileno y extranjero desde el periodo virreinal hasta la actualidad, sumando más de seis mil piezas. El Museo realiza exhibiciones de su colección, así como muestras temporales dedicadas a colecciones nacionales y extranjeras y a artistas de reconocida trayectoria, tanto locales como internacionales.